Yin Yang, dualidad en el Tai Chi

0



El Yin y el Yang son dos conceptos opuestos y complementarios fundamentales de la cultura China. El universo se sostiene bajo el equilibrio de estas dos fuerzas y así también el ser humano. El Tai Chi nos ayuda a restablecer y mantener ese equilibrio y sentirnos bien.

A grandes rasgos, podríamos decir que en la cultura tradicional china los conceptos de Yin y Yang tienen máxima importancia en la concepción del universo. La armonía entre estas dos energías con las que mueven la vida del universo. El desequilibrio entre ambas, por el contrario, son las causantes de los desordenes que crean catástrofes o las enfermedades en el hombre.

El Tai Chi está totalmente integrado desde sus orígenes en esta línea de pensamiento. A través de la práctica de esta disciplina aprendemos a controlar las energías que fluyen por nuestro cuerpo, a encontrar el equilibrio entre nuestro Yin y nuestro Yang. No por menos el símbolo del yin-yang está generalmente utilizado en la práctica del Tai Chi.

El Yin Yang en el Tai ChiEl Yang, la energía del movimiento:

La energía Yang  implica vitalidad, movimiento, luz y todo aquello que esté relacionado en algún aspecto. El Yang representa al hombre, el verano, la vida, el fuego, el ruido la celebración y el cuerpo, entre otros aspectos.

El Yin, la profundidad:

La energía Yin complementa y contrasta aquello que aporta la energía Yang. Está asociada a la profundidad, la tranquilidad. Representa igualmente la oscuridad, la mujer, el invierno, el sueño, el agua y el espíritu.

Un desequilibrio entre estas dos energías puede causar la enfermedad o el estrés en el ser humano. Para regular y controlar el equilibrio contamos con prácticas como el Tai Chi y sus ejercicios que nos ayudan a conocernos mejor, tanto nuestro cuerpo como por dentro.